Opinión

¿Qué hacer cuando tu mujer no quiere sexo? Cómo se sienten ellos

La psicóloga y sexóloga Ana María Ángel Esteban, colaboradora de ABC, habla sobre que «los hombres también tienen su corazoncito»

Los hombres también tienen su corazoncito! Aunque en general siempre tienen más ganas, también tienen más necesidades de sexo dictadas por una hormona, la testosterona, de la que a penas las mujeres tenemos. Pero no todo es biología, química, hormonas… también está lo psicológico y, de eso, ¡me encargo yo! Lo psicológico (en el sexo) para excitarse, para emocionarse, para querer, para acojonarse, para dictar cualquier comportamiento, en general, sobre el que el contexto pueda darte información que no cuadra con lo que esa persona hace, dice o le pasa. Lo psicológico es esa otra razón que no se ve pero que es la más poderosa a la hora de actuar o de no actuar. En el sexo hablaba hace poco, en otro artículo, sobre las reacciones típicas de las mujeres cuando un hombre tiene pérdida de erección: comprensión, ir hacia él o sentimiento de culpa con una misma por sentir que no le excitas.

Como contraposición al elevado deseo sexual de los hombres, nosotras podemos «pasar» sin sexo, en general de dos a tres meses.. Pero si no estamos solas, tenemos una pareja hombre, no podemos olvidarnos, si les queremos, que sus necesidades sexuales, independientemente de su amor por nosotras, está ahí dictado por la testosterona. Y no es que la testosterona les excuse de la capacidad racional de autocontrol… nooooo, todos pueden inhibirse y controlarse ante cualquier necesidad sexual y ya se pasarán las ganas, aunque algunos digan: «no, noooo, es que así ya no me puedo quedar, tengo que terminar» no, no, de eso nada… «todo lo que sube, baja», sin problema y sin excusas.

Pero como yo siempre digo en la consulta: no podemos «jugar con ellos» caprichosamente, bueno, no deberíamos tenerles sin sexo tanto tiempo como el que a nosotras nos apetezca. Las mujeres somos muy emocionales, tenemos sexo sobre todo con y por sentimientos, y ahí está la clave por la que muchas veces os encontraís, hombres, con esa negativa de sexo, aunqnue a vecces existen otras razones para una negativa a sexo: por vaguería, cansancio, monotonía y por anticipar falta de placer…. Es cierto que las mujeres, precisamente por esa razón emocional de fondo, tendemos a castigar sin sexo cuando nos sentimos poco valoradas, cuando nos enfadamos, cuando no nos prestáis la atención o ayuda que os estamos demandando. Parece un poco chantaje, pero es una moneda de cambio real, consciente o inconsciente.

La comunicación es esencial, bidireccionalmente. No debemos callarnos lo que nos apetece, lo que no nos gusta… ellos piensan que esto y lo otro es lo que hay que hacer y tiene que pasar. Pues no, se lo imaginan, es lo que ellos piensan. Pero para tener más frecuencia en la relación sexual y más placer hay que comunicarse… sin vergüenzas, que es tu pareja.

Para los hombres sentirse rechazados es un drama y a veces suelen tener tal desconfianza en ellos mismos y miedo al rechazo, que la pérdida de erección también es posible. Ante una negativa nuestra suelen pensar: no me quiere, no le pongo… y aunque tienen una capacidad de insistencia casi infinita en hacer nuevos intentos, llega un momento en el que tiran la toalla, cuando el orgullo les habla al oido, cuando aparece otra persona que suple a su mujer, por lo menos en el sexo… y cuando han encontrado otra alternativa… aunque sea la «autosuficiencia». Ellos tienen su corazoncito, se sienten juzgados, no queridos, repito, insuficientes… afectados en su autoestima si les rechazamos o si les criticamos durante el sexo.

¡Ellos no son nuestras máquinas de placer! y además con ellos es muy fácil… Casi, casi cualquier mujer puede conseguir lo que quiera, dentro de una normalidad, si le da a su marido el sexo que necesite. Suene como suene, es así. Ellos dan amor a cambio de sexo y nosotras sexo a cambio de amor y atención.

Hay hombres que lo pasan fatal cuando en el sexo se sienen rechazados, bueno, todos. Es como esa otra parte de ellos necesitada de aprobación para sentirse completos, magníficos. Es clarísima la situación en la que si refuerzas a un hombre en su desempeño sexual, y no tenéis problemas de pareja a otros niveles, le tendrás a tus pies y así a modo de círculo vicioso, tú también te sentirás plena… emocionalmente.

¡Ah! debería valorar cada mujer, para sí misma, si cuando no tiene ganas realmente no tiene ganas o existen otros factores que anticipan que la hacen perder la motivación. No olvidemos que el objetivo del sexo es disfrutar con lo que a cada uno le apetezca, consensuado con el otro. Con respeto, vale todo lo que uno y los dos imaginen porque es un momento de disfrute sin esquemas ni límites.

Y repito, cuidado con utilizar el sexo como chantaje y manipulación del otro, sobre todo si sabemos de sus sentimientos, porque esta cuestión es importantísima para hundir a un hombre o hacerle sentir Dios.

Y qué hacer cuando tu mujer no quiere sexo: no insistir porque os evitará aún más. Hay que hablar, yo recomiendo cada dos o tres semanas, para ponerse al día tanto de la relación emocional como de la sexual. Y si no hay problemas o se trata de negativas «caprichosas» para ella, quizás haya que tomar decisiones para comenzar una terapia de pareja y sexual o plantearse dejar la relación en caso de negativa a resolver.

Por: Ana Ángel Esteban

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba