El Mundo

Hortense amaina tras dejar viento huracanado y da paso a una nueva borrasca

Madrid, 22 ene (EFE).- Hortense, la borrasca atlántica que desde ayer afecta a todo el país, se encamina ya más atenuada hacia el este peninsular, aunque en su trayectoria ha dejado rachas huracanadas de 179 kilómetros por hora, olas de más de 7 metros en el litoral atlántico e intensas lluvias en el oeste peninsular.

Aunque con el paso de las horas Hortense tiende a debilitarse, mañana sábado una nueva borrasca, Ignacio, recorrerá la península dejando a su paso lluvia en el norte y el noroeste, viento, oleaje y una subida de las mínimas el domingo, sobre todo en la mitad sur, donde se esperan valores altos para la época.

La borrasca Ignacio, a la que ha dado nombre la Aemet, entrará por Galicia mañana a primera hora, y aunque “no dejará rachas tan fuertes e intensas” como las de Hortense, en puntos del norte, centro y este peninsular y las Baleares se superaran los 80-100 km/h, ha avanzado Rubén del Campo, portavoz de Aemet.

Ante esta situación, se mantienen los avisos por viento, mala mar, nieve y lluvia en casi toda España, a excepción de Extremadura, Canarias y de Ceuta; en todas las comunidades serán de nivel amarillo, salvo en Andalucía, Castilla La Mancha, Murcia y Comunidad Valenciana, que se prevén naranjas por vientos de hasta 100 kilómetros por hora.

Desde primeras hora de esta mañana, diversos puntos de Península y Baleares han sufrido fuertes rachas de viento asociadas a Hortense.

Así, se registraban 179 kilómetros por hora en la estación de Panticosa (Huesca), la más alta de este temporal, seguida de los 156 km/h de la estación de Valdezcaray (La Rioja) y de los 127 km/h anotados en el Puerto Alto del León (Madrid).

Otro dato a destacar ha sido el de los 120 kilómetros por hora medidos esta madrugada en la estación andaluza de Sierra Nevada, lo que ha motivado su cierre durante toda la jornada de este viernes ante las persistentes e intensas rachas de viento en la zona del Veleta.

Rubén del Campo, portavoz de Aemet, ha explicado que Hortense ha dejado, además, más de 3.000 rayos y numerosas tormentas distribuidas por amplias zonas del territorio, fenómeno este último muy poco habitual en invierno en España, donde, por ejemplo, en puntos de la meseta norte, centro peninsular y valle del Ebro solo hay una cada 10 o 20 años.

La borrasca también ha dejado un temporal marítimo con fuerte oleaje, según los últimos datos de Puertos del Estado, que estiman que la máxima altura de ola prevista en las próximas horas en aguas atlánticas será de unos 7,5 metros de altura, hasta 4,9 metros en el Mediterráneo y 2,6 metros en las Islas Canarias.

Hortense mantiene hoy en alerta por severas inclemencias a toda España, salvo las Canarias, con 14 comunidades en alerta naranja (riesgo importante): Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, ambas Castillas, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, País Vasco, La Rioja y Comunidad Valenciana.

© Proporcionado por Agencia EFE

La Comunidad de Madrid se ha visto afectada por el temporal con rachas de hasta 100 km/h en la sierra y cercanas a los 90 km/h en el área metropolitana, lo que ha motivado 522 avisos al 112 relacionados con problemas con el arbolado por la caída de ramas y desperfectos en cubiertas y tejados, caídas de antenas y farolas, entre otros.

El viento ha derribado una torre de alta tensión junto a la carretera VP-3014, entre Piñel de Arriba y Piñel de Abajo, en la provincia de Valladolid, un suceso que no ha causado cortes de suministro eléctrico en la zona.

Este incidente es uno de l28 ocurridos en esa comunidad entre la medianoche y las 12:00 horas de este viernes, todas ellas relacionadas con rachas fuertes de vientos, lo que supone aproximadamente una cada tres minutos y medio.

En Jijona (Alicante), parte de un tejado de una fábrica de turrón ha caído sobre un colegio cercano a causa del viento sin causar daños personales.

En Murcia el Centro de Coordinación de Emergencias ha atendido este viernes, hasta las 13,00 horas, un total de 427 llamadas referidas a 209 incidentes ocasionados por las fuertes rachas de viento, entre ellos el incendio forestal declarado en la Sierra de Carrascoy y la caída de una palmera que ha obligado a cortar la circulación ferroviaria entre Alhama de Murcia y Totana.

En Aragón, los bomberos de Zaragoza han realizado 16 salidas relacionadas con las fuertes rachas de viento, sobre todo en la margen izquierda del Ebro y, en especial, en el barrio de San Gregorio, en tanto que la ciudad de Huesca ha decidido cerrar varios de sus parques.

Los equipos de emergencia en carreteras del Consell de Mallorca han dado respuesta unas sesenta incidencias relacionadas con caída de árboles, ramas, señales o cableado eléctrico sobre la vía, la mayor parte de ellas leves.

También en Badajoz se han sufrido destrozos a causa de las fuertes rachas de viento el más importante la caída de diversas placas solares desde un noveno piso.

La nieve ha destacado en Galicia, una de las comunidades más azotadas por el fuerte temporal, donde las nevadas caídas la pasada noche han obligado a prohibir el tránsito de camiones y vehículos articulados en el Alto do Poio, en el municipio de Pedrafita do Cebreiro.

Asimismo, las copiosas lluvias en la comunidad gallega han llevado a activar el Plan Especial por Riesgo de Inundaciones ante la previsión de desbordamientos en los ríos Azúmara, a su paso por el municipio de Castro d Rei, y Ouro, en el término municipal de Foz.

© Proporcionado por Agencia EFE

Fuente: EFE

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba