El Mundo

Denuncian la muerte de un joven colombiano presuntamente a manos de la Policía en el Cauca

"La policía Nacional, al percatarse de la situación, se retira del lugar y no brinda ninguna ayuda", contó el padre de la víctima.

Organizaciones de derechos humanos de Colombia denunciaron la muerte del joven Huber Samir Camayo Fajardo, de 23 años, quien resultó herido presuntamente por miembros de la Policía, durante una protesta en una zona rural del municipio de Cajibío, en el departamento del Cauca, al suroccidente del país.

Según un comunicado de la Red de Derechos Humanos Jaime Garzón, el hecho ocurrió el lunes 2 de agosto, concretamente en la finca El Retiro, en Cajibío, donde comunidades campesinas e indígenas realizaban un “ejercicio de recuperación de tierras”.

Alrededor del mediodía, el joven resultó herido con un “disparo a la altura de la región inferior izquierda de su espalda”. La organización detalla que Camayo “se encontraba al margen de las confrontaciones con la fuerza pública al momento de ser impactado”.

Huver Camayo, padre de la víctima, confirmó a la Red Alterna Popayán que el joven no participaba en la protesta.

“Salimos de nuestra casa, ubicada en la vereda La Aurelia, ya que nos dirigíamos a trabajar a una finca en la vereda La laguna, y cuando pasábamos por el terreno de Smurfit Kappa Cartón de Colombia, el cual normalmente cruzamos para llegar, nos damos cuenta de que estaban los hostigamientos de la fuerza pública, así que decidimos esperar hasta que cesarán, por miedo a salir afectados“, relató.

Sin embargo, cuando decidieron continuar, el joven fue herido. “La policía Nacional, al percatarse de la situación, se retira del lugar y no brinda ninguna ayuda, ni garantías, para la atención de mi hijo, quiénes lo socorrieron fueron algunas personas que estaban en el lugar”, mencionó.

Presuntamente, dice la Red de Derechos Humanos Jaime Garzón, el disparo fue realizado por un integrante de la Policía Nacional, aproximadamente a 60 metros de distancia, “generando afectaciones severas”.

El joven fue trasladado al hospital de Cajibío, pero luego, debido a la gravedad de sus estado, fue llevado a un centro de salud de Popayán, capital del Cauca.

La organización denuncia, además, que a la protesta llegaron 200 agentes de la Policía Nacional y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y dispararon contra los reclamantes, generando “amenazas y señalamientos”.

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba