El Mundo

Cuba registra más muertes que nacimientos durante el primer trimestre de 2020

El número de defunciones superó en Cuba al de nacimientos durante el primer trimestre de este año 2020, lo que significa que por primera vez se produce una disminución natural de la población en un país que desde hace tiempo trata de promover la natalidad para paliar su alto índice de envejecimiento.

Los datos, publicados este martes por la prensa estatal, se conocieron durante una reunión gubernamental encabezada el lunes por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, para analizar la dinámica demográfica de la isla y la marcha de las políticas para enfrentar el envejecimiento poblacional.

En los tres primeros meses del año se registraron 23.666 nacimientos y 27.269 muertes, y el Gobierno vaticina que la tendencia continuará durante el resto del año.

La población cubana es de 11,2 millones de habitantes y se estima que en el extranjero residen otros 2,5 millones de cubanos que emigraron por razones económicas o políticas.

Políticas de fertilidad

El porcentaje de cubanos con 60 años o más alcanzó el 20,8 % en 2019 y se prevé que en 2020 aumente al 21,2 %, de acuerdo a los datos presentados en la reunión por Marino Murillo, ex ministro de Economía y actual encargado de la comisión que supervisa la puesta en marcha de las reformas económicas para actualizar el sistema socialista del país.

Una de las iniciativas que se promueven en Cuba para aumentar la natalidad son los tratamientos de fertilidad, que se realizan dentro del sistema de salud público universal y gratuito con el que cuenta la isla.

En el país, según cifras oficiales, hay 138.977 ‘parejas a atender’, de las que ‘se ha podido llegar, al menos por primera vez, al 99,9 %’, señala la nota oficial de la reunión.

En todo 2019 y lo que va de año los embarazos logrados por esta vía sumaron 11.678.

Sin vivienda no hay hijos

Otra de las medidas han sido asignar viviendas a las madres con tres o más hijos. El déficit de vivienda es uno de los problemas más acuciantes del país caribeño, donde muchas parejas posponen la paternidad o la descartan por falta de un espacio propio.

El Gobierno estudia ahora un grupo de medidas para estimular la natalidad que incluyen ‘una mayor atención y protección a las mujeres embarazadas, a las madres y padres trabajadores, así como a las familias encargadas del cuidado de los menores’, agrega la nota.

Durante el encuentro, Díaz-Canel recordó que la compleja dinámica demográfica de Cuba es uno de los asuntos ‘que más impacta en la vida presente y futura de Cuba, en su desarrollo económico y social’, por lo que pidió seguir prestándole atención al programa de medidas.

La tendencia al decrecimiento poblacional se hizo más pronunciada a partir de 2017, cuando la isla registró más de 18.000 habitantes menos que el año anterior, poniendo fin a varios años de crecimiento y con un récord histórico de residentes en 2016, cuando hubo censadas 11.239.224 de personas.

Entre los factores que explican ese récord tiene especial peso la reforma migratoria del 2013, que abrió las puertas al regreso de cubanos emigrados que desearan volver a establecerse en Cuba y a los que se conoce como ‘repatriados’.

EFE

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba