Panorama

Cree exposición pública de casos de corrupción perjudica imputados, pero beneficia a la sociedad

Santo Domingo, Rep. Dom., 01 agosto del 2021.- Santo Domingo. – El presidente de la Fundación Justicia y Transparencia (FJT), Trajano Vidal Potentini, consideró que los jueces seleccionados para integrar el Tribunal Superior Electoral (TSE) son de altas calificaciones y de carrera, por lo que estimó que harán un buen trabajo y aportarán tranquilidad al país.

“Estamos frente a personas de una larga data del ejercicio profesional, personas con una gran hoja de vida, con muchos conocimientos, con mucha probidad, mucha objetividad que pudiera augurar que eventualmente pudiesen hacer un buen trabajo y dar algún grado de sosiego, de tranquilidad, al país fruto de esta escogencia”, expresó el jurista.

Al manifestar que la selección que hizo el miércoles el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) fue “muy acertada”, Trajano Potentini dijo que tiene la esperanza de que los nuevos magistrados “hagan lo mejor, pues se trata de personas con sobradas condiciones”.

Entrevistado en el programa televisivo “Propuesta de la noche”, por Digital 15, el presidente de Justicia y Transparencia también se refirió a los llamados procesos que se registran en los últimos tiempos, donde las investigaciones de justiciables se ventilan en los medios de comunicación primero que en los tribunales.

Sobre ese particular, Potentini manifestó que “ciertamente es una afectación de cualquier imputado desde la óptica de los imputados y sus defensores porque estamos en presencia de juicios mediáticos que generan una percepción negativa y de culpabilidad, obligando a los abogados a integrarse a esa desafortunada lógica de publicidad, al margen de la técnica jurídica”.

Consideró que ello pudiera hacerle un poquitico de daño al proceso, pero “hay un componente desde el punto de vista de la sociedad, avalado a nivel doctrinal bajo la denominación de Prevención General Negativa, es decir aquí el proceso opera como un disuasivo social y aleccionador, en consecuencia, esa conexión y publicidad de la sociedad con el proceso servirá para un temor del ciudadano a delinquir y verse en una situación similar”.

Puntualizó que ventilar los casos judiciales primero en los medios de comunicación “tiene sus altas, sus bajas, su pro y su contra. Por un lado, es positivo para la sociedad, pero para los imputados y sus abogados, evidentemente que no lo es”.

Admitió que con los juicios mediáticos los jueces que conocen los casos en los tribunales pueden ser influidos, porque “son seres humanos, no son de marte, son de República Dominicana y están permeados, están tocados por esa implosión de las redes sociales y ciertamente sí, por eso se habla de populismo judicial”, agregó el jurista.

Favoreció que en estos casos se busque “un justo equilibrio entre uno y otro escenario para ver cómo esto afecta lo menos posible y, sobre todo, tratar de dar más independencia, más institucionalidad, y porque no, más comprensión de esa temática, a los mismos medios de comunicación”.

El jurista consideró que sería apropiado que la Suprema Corte de Justicia contribuya a formar al personal de los medios de comunicación en el enfoque del derecho procesal penal, del derecho penal, “para que no continuemos entendiendo que 18 meses, que seis meses es una especie de pena anticipada y que si una gente no está presa la justicia ha fracasado”.

Vidal Potentini indicó que la justicia debe tener su espacio, debe tener su tiempo, de que un juicio no termina ahí como se está proyectando, sino como dice la Constitución, que la prisión “debe ser la excepción y que tú tienes que considerar esa verdad de que en principio cualquier imputado goza de la presunción de inocencia hasta tanto no se demuestre lo contrario con carácter definitivo”.

En cuanto a la reforma de la Policía Nacional, el presidente de Justicia y Transparencia consideró que se trata de un asunto complicado porque es un cuerpo donde el personal es mal pagado y no se puede esperar mejores resultados.

Favoreció una refundación de la Policía porque ningún técnico investigador va a trabajar con entusiasmo y profesionalidad si no tiene buenas condiciones salariales y se le da formación para realizar su labor.

El jurista expresó que son buenos los esfuerzos que hace el gobierno para reformar la Policía y hay que seguir trabajando, pero hasta ahora los dominicanos tienen el tipo de policías que pagan.

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba