El Mundo

Ana Julia: “Le puse la mano en la boca y cuando la quité no respiraba”

“Cuando estaba muerto me dí cuenta de que tenía un problema y me fumé un cigarro”. Es parte de la confesión de Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel, a la que ha tenido acceso ‘Espejo Público’ en exclusiva. La mujer cuenta el relato del crimen desde el momento en el que se encontró al pequeño “jugando con un palito” en el camino y le dijo que se subiera al coche para ir a Rodalquilar “que tenía que pintar y le dije que luego le llevaba a casa”. En el vídeo se ve a Ana Julia muy nerviosa y en varias ocasiones rompe a llorar amargamente.

El pasado 27 de febrero de 2018 desapareció el pequeño en Almería y la Policía de la zona pidió ayuda a la UCO, que en menos de quince días la detuvo. ‘Espejo Público’ ha tenido acceso a la declaración judicial que dura más de dos horas. Sucede después de que Ana Julia oculte la verdad durante doce días. “Esto es muy duro ¡Dios mio! He perdido todo, he perdido a Gabriel y yo no soy una asesina”

Fuente: EFE

Por: Víctor Diaz

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba