Curiosidades

6 mitos sobre la lactancia materna que debes dejar atrás de una vez por todas

Es tiempo de desmontar muchos de los mitos que venimos escuchando desde que tenemos uso de razón y que carecen de veracidad

En torno a la lactancia existen muchos mitos que venimos escuchando desde que tenemos uso de razón, como que la cantidad de leche que se produce tiene que ver con el tamaño de los senos o que hay factores que pueden hacer que la leche se corte. Y claro, el hecho de que esos comentarios vengan de nuestras madres o abuelas, que ya vivieron la etapa y salieron airosas, muchas veces hace que creamos ciegamente en ellos y no los pongamos en duda.

Sin embargo, gracias a que en la actualidad hay más información sobre el tema de la que había en el momento en el que les tocó a ellas, ya podemos asegurar que muchos de esos mitos carecen de veracidad. A propósito de que estamos celebrando la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la consejera de lactancia y coach de padres Lyn Glass comparte a través de su cuenta de Instagram @madresrealesrd algunas de esas falsas creencias que debemos dejar en el pasado de una vez por todas para hacer de este proceso uno más pleno.

Mito: Los senos pequeños no producen tanta leche como los senos grandes.

Realidad: El tamaño de los pechos no influye en la lactancia. Todas las mujeres producen leche de buena calidad y en cantidad suficiente porque la lactancia es un proceso regido por la ley de oferta y demanda.

Mito: Si das a luz por cesárea no tendrás leche inmediatamente y no podrás lactar.

Realidad: Lo que provoca la producción del calostro es la salida de la placenta. Ya sea parto natural o cesárea, se puede y es recomendable comenzar a lactar inmediatamente. Otro punto importante a resaltar es que la anestesia es de bajo riesgo para la lactancia.

DL

Comentarios para este artículo

Artículos Relacionados

Botón volver arriba